Esta granja de ponedoras esta situada en plena Sierra del Segura, a casi 1.000 metros de altitud, en un ambiente montañoso con un clima variable.

Con todo, estas aves se han adaptado a un ecosistema en el cual pueden coger proteinas solares y verduras del campo. Ello hace que, junto a los ciudados que reciben muy cerca y los productos naturales con los que se alimentan, podamos conseguir en los huevos un alto valor nutritivo, así como un excente color, peso y sabor

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted