La piel de esta pera es fina y delicada, de color verde claro que torna a un atractivo amarillo a ala madurez, a veces con un tinte rosdado en la cara expuesta al sol.  La pulpa es blanco cremosa, de textura fina, típicamente aromática, muy jugosa, dulce suavemente acidulada,  y con muy buena calidad organoléptica.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de protección de datos política de protección de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted