Las sales de Epsom, conocidas científicamente como sulfato de magnesio hidratado, son un remedio muy antiguo y eficaz. El magnesio no es fácilmente absorbido a través del estómago, pero sí a través de la piel, por lo que es ideal para ser utilizado en baños de inmersión con sales de Epsom. El uso de esta sales tiene beneficios para la salud como ser:

  • Protección del tejido cerebral
  • Fortalecimiento de las proteínas en las articulaciones
  • Fortalecimiento de las paredes del tracto digestivo
  • Desintoxicación del organismo del efecto de medicinas, metales pesados y contaminantes ambientales
  • Mejora de la circulación sanguínea y salud del corazón
  • Prevención del endurecimiento arterial y de coágulos sanguíneos
  • Disminución de la presión arterial
  • Reducción de dolores musculares y calambres
  • Mejora del funcionamiento nervioso gracias a la regulación de electrolitos
  • El magnesio ayuda mantener niveles adecuados de calcio en el organismo y la absorción de nutrientes
  • Prevención de migrañas
  • Mejora del estado de ánimo por la producción de serotonina que los sulfatos y el magnesio generan
  • Alivio del estrés, ansiedad y fatiga

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted